.

.
uno

sábado, 7 de febrero de 2015

mecanismo repleto de sistemas.


hay un montón de pan en el mundo, un montón de pajaros, tenemos muchas capacidades, algunas habilidades, podemos decidirnos y no es cierto que no hay movimiento. quizás nada suceda del todo, pero hagamos nuestra mejor apuesta. supongamos que estamos porque sí, supongamos que somos en sí, aprovechemos tener la suerte de compartir los momentos con las personas que nos quieren, algunos tenemos la suerte de encontrarnos con quien amar y quien nos ame. no desaprovechemos nuestros diez minutos en la existencia galáctica. gracias a vos, y gracias a ustedes; por convertirme en un mecanismo repleto de sistemas que me permiten amar.

diminuta historia de una historia

no hay dudas. no se entiende, pero no hay dudas. los tres carniceros están esperando. uno levanta al mundo y lo apoya para ver si en él aun hay vida. lo lleva de paseo por una ladera hasta la naturaleza. ella esta mas ocupada en otra cosa. se necesita otro carnicero para levantar al mundo hasta el sol. el tercero cree entender la otra trinidad, pero la otra trinidad no soporta ese sol todavía; niegan lo que se ve con su luz. la trinidad permanece, los carniceros se esconden por la luz al principio del primer dia. se tiende la capa que rodea a la tierra en su debajo; el mundo tierra camina, pero sin expresión. quizás este muerto y sea solo un reflejo gravitacional. la trinidad se levanta, cree que puede ver. los carniceros escondidos comienzan la pelea. una pareja camina por el piso de al tierra del mundo. la naturaleza se multiplica y forma casas que nadie ve. el carnicero líder da su discurso, los otros dos intentan arengar; con muy poco éxito. las naturalezas generan lugares donde rebota esa voz. porque la naturaleza ayuda a los carniceros? se pregunta el hombre y la pareja se separa. ella lo busca con los ojos errados. la historia de la humanidad pareciera comenzar con un código de repetición constante, el cual, a diferentes escalas se repetirá por donde la voz rebota ahora, y para siempre. las naturalezas son demasiadas; vuelan y vuelven al seno de la primera. los carniceros se ponen de acuerdo al fin. resuelven esperar. los errores son siempre los mismos, el ciclo siempre comienza, tarde o temprano; siempre comienza desde un nuevo cero, que el hombre no reconoce como orden anterior. el hombre solo cree saberse capaz de expresarse. baila entre los fantasmas de los ciclos y las naturalezas. la mujer busca con los ojos correctos. la mujer real se esconde en los refugios verdaderos, el hombre cree que construye una casa. la naturaleza busca con los ojos cerrados. los fantasmas empiezan a acumularse. al ver toda la realidad pendiendo de si misma, atada a si misma, perdurando, pendulando, el hombre cree estar atado. todas las sensaciones que tiene en realidad no existen, son suyas. la naturaleza cae nuevamente al mundo, se parte y esparce por la tierra mundo. la naturaleza quiere expresarse, el hombre solo puede mirar. la mujer sigue en su refugio. una de las naturalezas ofrece una ofrenda al hombre, que cree que la ha dominado. las naturalezas se revelan, el hombre se esconde para expresarse. el cree que nunca ha cerrado los ojos. pero no es cierto; quizás nunca los ha abierto. otros hombres y otras naturalezas conversan sin verse. quizás lo de ellos sea mas real. las mujeres y otras naturalezas se buscan a si mismas con los ojos pegados. el hombre tiembla. teme no encontrarse. como es que puede ver todo pero no puede verse? será que lo que ve, al igual que el mismo, no son reales? el hombre desea gritar. en su grito esconde la necesidad de ser el centro. de ser aplaudido por existir. de ser apreciado por pensar. en su grito se escucha su propio ego por su mente. la naturaleza nos mira. el hombre retrocede. el hombre ve el mar. los carniceros usan traje. los individuos se separan para no volver a ser uno jamas. la oscuridad reina hasta que no existe mas nada. el hombre es expulsado de si mismo.

lunes, 2 de febrero de 2015

lo que yo hago

nos avisaron que las montañas. decidimos flotar igual, un rato, en una parte del río que se estancaba. trabajamos hasta tarde en los elementos electrónicos de adentro de las carpas. un poco nos asustaba el contacto todavía. nuestras viejas adicciones seguían activas en nuestras mentes. estábamos destinados a decidir en algún momento destruirnos. teníamos las tardes libres para espiar entre las persianas a los que pasaban. cantábamos, y pegábamos las letras en las paredes. como pilares estaban la luz y nuestros padres. era cómica la manera que intentaban comunicarse con nosotros entre carpas, con luces, porque no conocían nada de nuestro sistema. las vacaciones fueron muy cortas; pero trabajar con la luz no nos molestaba tanto; menos cuando nos dimos cuenta de lo pequeño que en realidad era todo. nuestros amigos siempre tenían buenas historias sobre como el mundo estaba dandose vuelta. siempre encontrábamos una excusa para crear; ya no importaba que nadie mas escuchara las canciones, porque ya nos habíamos dado cuenta de lo que significaba ganar. los grupos no son enteramente constantes. dejan marcas, y nos identifican para lo próximo. las botas, los amaneceres, las noches que no existieron. viajamos debajo de los barcos, tuvo solución la tendencia. que grandes las piedras, que nombres tan raros, que grandes las pinturas de las cabezas. hoy confieso que metí mi dedo en la arena, y no fue sin querer. que prendí fuego para vivir y no fue sin querer. que esperé esperando lo peor, y no paso nada. que la mugre se quita, que lo mojado se seca. que hay casas en londres, que hay arboles en todo el mundo, que tengo microbios adentro, que los ríos se estancan, pero siguen después en algún momento, se renueva incluso el estanque. que hay que dormir esperando que te levante el dia. que hay que caminar, que hay que correr porque uno quiere, que hay que enseñar el disfrute, que no hay que compartir el odio, que hay que hacerlo una pelotilla de papel. hay que dejarse la barba, afeitarse, ponerse descalzo en el viaje y subir los pies. abrazar el cielo, con los brazos que tenemos. picar, enfocar, saltar. usar gorra, comer limón, amar.

Datos personales

uno que es varon, tiene nombre de nena, se dice pez, esta fuera del agua.

A ver, contamos juntos